La historia

Inspirada en los autores mencionados anteriormente, la historia que se cuenta juega con la necesidad del lector de encontrar un sentido a las cosas.

 

La historia avanza de forma confusa, haciendo difícil entender lo que sucede pero de alguna forma anticipándolo. Carroll y Brian Coldrick juegan, en sus respectivos libros, con el miedo a lo desconocido. Tememos lo que no entendemos. Así como Sandoval y Edgar Allan Poe, estos dos autores dejan que el lector llegue a la conclusión de que su mente mortal es incapaz de comprender algo que pertenece a un mundo distinto al nuestro, por lo que se deja llevar, desconociendo el funcionamiento de ese mundo pero comprendiendo la historia.

 

Esta está protagonizada por un personaje perteneciente a una familia con la que apenas interactúa directamente, lo cual es mostrado de forma muy sutil, casi imperceptible. Trata sobre un ser que no existe en este mundo y que sin embargo siempre estuvo ahí, camuflado entre los humanos, quizás sin ser consciente siquiera él mismo, ocultándose de algo aún mayor…

 

La historia es de interpretación libre. Al igual que los cuentos de Coldrick, la intención es que el propio espectador cree en su mente su propia hipótesis acerca de lo sucedido, complete la historia. Estimulamos así la propia creatividad del lector a través de su propia curiosidad. Esto, sugiriendo en lugar de mostrar.

 

Los personajes

Tratándose de una familia de finales del siglo XIX, esta debía ser numerosa. Por ello, se crearon un total de cuatro hermanas y un hermano y dejamos caer la muerte prematura del padre como excusa de la ausencia de más hijos.

 

La madre de la familia pasó por diferentes pruebas con respecto a la edad y se tomó la decisión de hacer un punto intermedio entre demasiado joven y anciana.

 

En la versión pop-up del libro, la protagonista era más joven y se caracterizaba por su pelo rizado y trenza sobre uno de sus hombros. Se decidió otorgar este aspecto a la hermana menor para poder crear de nuevo al más importante de los personajes.

En un inicio, para crear discordancia entre el principal y los demás, se pensó en hacer a la muchacha de pelo liso pero, de nuevo, un cambio de planes otorgó esta estética a la mayor de las hermanas. La razón se debió a que, si hacíamos a la familia más uniforme, el lector no sospecharía en un inicio de que nuestra protagonista se trataba de un intruso.

 

Se hicieron dos versiones: una de pelo corto y otra de pelo largo. Finalmente, el pelo largo destacaba especialmente para un principal, mientras que el pelo corto quedó como aspecto de la segunda de las hermanas mayores.

La expresividad de los personajes también fue considerado un punto muy importante. Al tratarse de una historia de terror psicológico, debían evitarse las sonrisas y rostros alegres. Para ello, eran necesarias expresiones faciales sutiles, similares a aquellas con las que se posaba para los daguerrotipos. Al tratarse de fotografías que tomaban cierto tiempo en grabar su imagen en el papel fotosensible, las expresiones faciales eran más hieráticas, inexpresivas.

 

Debíamos presentar a una familia que hasta entonces había vivido con normalidad y ahora atravesaban un episodio de miedo e impotencia.

El hermano mayor debía ser muy similar a su padre, así que se probaron diferentes diseños para ambos. Finalmente, al ser un personaje menos destacado, se optó por un bigote sencillo y una vestimenta poco llamativa. En el caso del padre, un bigote largo y un peinado característico de la época.

 

El diseño del fantasma estaba inspirado en una ilustración anterior titulada “el titiritero”. Se mantuvo la vestimenta de la versión original del libro, así como la sonrisa de dientes imperfectos.

 

La casa

La arquitectura de la casa está inspirada en las mansiones de campo del siglo XIX, con dos torreones y gran cantidad de ventanas. Debía parecer una edificación antigua de principios del siglo XIX y, al mismo tiempo, cumplir con los diferentes clichés de las películas de terror.

Las localizaciones del interior debían ser lo más sencillas posible para hacer destacar a los personajes y dejar espacio a los textos, por lo que están constituidas por una serie de props y muy poco detalle, así como grandes superficies negras o blancas para permitir respirar al texto.

 

Las perspectivas se deforman a ambos lados para crear una sensación de vista panorámica, más inmersiva, como si el espectador se encontrara realmente en su interior.

PRECUELA

Audio completo:

Este es un adelanto exclusivo del próximo

material de esta intrigante historia...

La casa del Bosque.

Locución de Álvaro Blazquez

www.alvaroblazquez.com

 
Adelanto spin off

Se trata de un adelanto de la próxima historia durante el reto #Inktober2019, puesto que, este se trata de un modelo de trabajo destinado a repetirse cada año, siguiendo los mismos pasos y añadiendo mejoras y contenido extra a nuestro sitio web.

Estate atento a mis redes sociales para no perderte nada.

“La Casa del Bosque” es un título provisional para una precuela de la historia de “Aquel que Viene”. En este contamos la historia del padre de familia y dejamos entrever por qué está muerto. 

El objetivo de esta línea argumental es dar una explicación, aunque lo suficientemente vaga como para no romper la magia, de cuál es el desencadenante de todos los extraños acontecimientos que tienen lugar en esa casa.